Nicanor Parra, Poemas Ilustrados / Nicanor Parra, Cristóbal Joannon, Isabel Hojas

$8.790

Amanuta

2 disponibles

SKU: C331 Categoría:

Descripción

Nicanor Parra hizo que la poesía bajara a la tierra. En sus poemas, que él llama “anti-poemas”, encontramos versos llenos de cotidianidad y desprovistos de ornamentos, que muchas veces hacen pensar –con buen y mal humor, con desparpajo y elegancia– en el sentido mismo de la vida.

Libro Premiado por Cámara Chilena del Libro 2013

SELECCIÓN DE CRISTÓBAL JOANNON ILUSTRADO POR ISABEL HOJAS

Recomendado para 12+ años
Diseño: Libro de cantos pintados
Encuadernación: Tapa dura
Tamaño: 23 x 16 cm
Páginas: 60
Año: 2012
ISBN: 978-956-8209-91-9

Autores:

Nicanor Parra(1914-2008) fue un poeta, matemático y físico chileno, originario del sur de Chile. Es considerado el creador de la antipoesía y ha sido catalogado como uno de los mejores poetas de Occidente. A lo largo de su vida recibió numerosos reconocimientos como el Premio Nacional de Literatura (1969) y el Premio Miguel de Cervantes (2011), además de haber sido candidato al Premio Nobel de Literatura en más de una ocasión.
Isabel Hojas estudió Arte en la Pontificia Universidad Católica de Chile y se dedica a la ilustración. Colabora en diversas revistas y publicaciones periódicas, pero es en el ámbito de la literatura infantil y juvenil donde se desarrolla la mayor parte de su trabajo. Ha ilustrado varios títulos para Editorial Amanuta, como Sabores de América y Gabriela, la poeta viajera que obtuvo el premio Marta Brunet 2008 y quedó seleccionada en la Lista de Honor IBBY 2010.
Reseña: Ilustrar a Parra tenía un gran desafío: él es también un artista visual. Sus trabajos los tenemos en la retina. Pese a tener distintas series de trabajos (y ser muy prolífico) reconocemos  “lo parreano”, tanto así, que su caligrafía podría estar registrada. Lo que escribe es texto y a la vez imagen. Al tomar el proyecto de ilustrar su antipoesía, no podía hacer oídos sordos de todo ese imaginario y a la vez, no podía remedarlo. Su caligrafía me llevó a elegir el alambre como medio para dibujar. Con eso partí. De algún modo, el alambre me daba una línea “material” que tenía la fuerza de su línea gráfica al escribir. Y por otro lado, era un material que  pertenecía al mundo de la ferretería y construcción, no al de las “bellas artes” lo que me parecía fundamental a la hora de pensar en imágenes para sus textos. Así fui sumando cartón, fotocopias, madera de cajón…etc. Isabel hojas.